REVISTA
Facultad de Ciencias de la Salud - Universidad del Cauca
Volumen 6 / No. 1 / Marzo 2004

Artículos Originales

Funcionamiento y Discapacidad en Pacientes Valorados por Fisioterapia.
Popayán, diciembre de 2003


Paola Vernaza Pinzón 1
Clara Inés Paz Peña 2

Fisioterapeuta. Profesora asistente Departamento de Fisioterapia. Facultad Ciencias de la Salud. Universidad del Cauca
Fisioterapeuta. Profesora asistente Departamento de Fisioterapia. Facultad Ciencias de la Salud. Universidad del Cauca.



ABSTRACT

The population of the department of Cauca is exposed to physical disability due to political, social and economical development tendencies. This population attends Rehabilitation Centers with Physiotherapy services in order to recover their body motion. Objectives. To identify physical disability according to the function and disability international classification standards (CIDDM-2). Methods. A descriptive study was conducted among 400 patients who enter the Physiotherapy services in two hospitals of second and third level, respectively. Information was collected using an team-designed instrument, based on CIDDM-2. The data base was analyzed using the SPPS-10 statistical program. Results. Physical disability was more frequently found in patients between 26-60 years of age. The most altered functions were those related to joint motility and movement coordination. 41.5% of the founded disabilities were classified as “transitory-moderate”. Conclusion. This is the first study about physical disability based on CIDDM-2 in the Department of Cauca to improve on individual’s body function. The CIDDM-2 facilitated the physiotherapeutic diagnosis allowing to find new directions for movement promotion and for muscular-skeletal disorder prevention and rehabilitation.

Key Words: Physical disability, physiotherapeutic diagnosis, function and disability international classification.

INTRODUCCIÓN

Los avances extraordinarios en el conocimiento han permitido cambios significativos en la humanidad: erradicación de diversas enfermedades como la viruela y la poliomielitis; disminución de la mortalidad general y en especial de la infantil e incremento de la esperanza de vida. Asimismo, ha ido permitiendo el tratamiento de diversas enfermedades agudas y el control de las enfermedades crónicas. Lo anterior ha producido un cambio en el perfil epidemiológico, que se manifiesta en el aumento de las condiciones discapacitantes, en la cual se observa un comportamiento desviado en el individuo, como síntoma o manifestación externa de una alteración subyacente. Si el individuo presenta una anormalidad física, sensorial, o mental, tiene dificultades para realizar diferentes actividades lo que obstaculiza su rol social de acuerdo a las expectativas normativas del medio y de su ocupación.

Por lo anterior la discapacidad se ha constituido en un problema de salud pública de magnitud mundial. En la medida en que los recursos de la medicina moderna avanzan y se ponen a disposición de un mayor número de personas, mediante las estrategias implementadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los gobiernos de los distintos países, que incluyen la extensión de la cobertura y la atención primaria de la salud, progresivamente se continuarán reduciendo las tasas de mortalidad y se incrementará la esperanza de vida, con un aumento proporcional de personas que sufren deficiencias orgánicas, limitaciones funcionales y discapacidad.

El termino de discapacidad se sustenta en la clasificación de las consecuencias de la enfermedad presentado por la OMS en 1980, en donde se define la deficiencia como toda perdida o anormalidad de una estructura o función y la discapacidad como una desviación de la normalidad con referencia al funcionamiento del individuo, en conjunto constituye uno de los problemas emergentes de la salud pública.

La discapacidad es un problema que afecta de un 8 al 10% a la población mundial3 y su magnitud se acrecienta por sus repercusiones en la familia y en la sociedad, con franco deterioro en la calidad de vida, un incremento en los costos de atención médica y una sobrecarga económica social.

La población del departamento del Cauca se encuentra expuesta al evento discapacidad dada la tendencia demográfica causada por el envejecimiento, desplazamiento forzado y violencia, población que para su rehabilitación funcional asiste a instituciones que cuenten con servicios de Fisioterapia para tener una opción de recuperación del movimiento.

Los pacientes ingresan a los servicios de Fisioterapia con un diagnóstico médico, que orientará al profesional quien a partir de la evaluación fisioterapéutica, desarrolla sistemas de clasificación para emitir un diagnóstico y así dirigir las intervenciones terapéuticas.

La OMS, en concordancia con los lineamientos de la perspectiva ecológica, propone la nueva “Clasificación Internacional del Funcionamiento y la Discapacidad-CIF”. Esta nueva clasificación que toma los componentes de la salud facilita al fisioterapeuta la emisión del diagnóstico fisioterapéutico en tres dimensiones corporal, individual y social permitiendo identificar las alteraciones o restricciones de participación, ocasionadas por la limitación en las actividades de la vida diaria y básicas cotidianas.

La situación de discapacidad es mucho más que un problema de salud pública; además de afectar a un amplio grupo de individuos y familias tiene un impacto negativo sobre el conjunto de la sociedad, incide en la productividad, en el desarrollo del capital humano y va mas allá de la persona que la padece, pudiendo imponer una carga adicional a las personas y organizaciones que deben brindar apoyo, y no sólo atención en salud; planteamiento que lleva a la necesidad de definir una política sobre discapacidad y a formular planes específicos como grupo objetivo del sistema de protección social.

En Colombia, los cambios ocasionados en el perfil demográfico, especialmente los relacionados con las modificaciones de los patrones de mortalidad general y aumento de la esperanza de vida; el crecimiento de la población urbana traen un incremento de la carga de discapacidad ocasionada fundamentalmente por la mayor incidencia de lesiones afectivas, físicas y psíquicas, de enfermedades cardiovasculares, producidas por la violencia, los accidentes de tránsito, los desequilibrios afectivos y sociales que reflejan una realidad social a la que se le atribuyen diferentes causas y efectos pero que contribuyen a incrementar el riesgo de discapacidad en el país.

En Colombia se realizó un estudio en 1994 sobre el evento de discapacidad en nueve ciudades capitales donde se encontró que el 2.8% de la población estudiada presentaba algún tipo de discapacidad,4 en otro estudio realizado en 1995 en 7 instituciones de salud de I, II y III nivel de atención, se encontró que el 34.5% de la población que uso los servicios de salud en el año de 1995, presentaron discapacidad definitiva entre leve y severa, esta situación es más grave que la encontrada en 1994 en el estudio de discapacidad sentida.5 En Bucaramanga en el año 2001 se realizó un estudio de caracterización de la discapacidad en la población sisbenizada nivel I y II, donde se obtuvieron los siguientes resultados: en la categoría de leve a moderada la discapacidad sensorial fue de 55.3%, la física total de 52.9%, y en la severa la física instrumental fue de 25.4% y la cognitiva de 24.2%.6 En Popayán se realizó un estudio en 1994 encontrándose que el 7% de la población estudiada presentaba algún tipo de discapacidad.7

Los resultados estadísticos obtenidos en el II semestre de 2002 de los convenios docencia-servicio entre la Universidad del Cauca y el Hospital San José, Hospital Susana López, ISS, CENIDI, Policía Nacional y CDIS reportan que el 62% de las personas atendidas en Fisioterapia presentaron deterioro en su función motora, causada por alteración o deficiencia de origen neurológico, y un 38% de las personas atendidas presentaron alteración o deficiencia de origen osteomuscular.8

En el Cauca, la Fisioterapia se practica actualmente sobre todo en grandes instituciones con una relación directa fisioterapeuta-paciente. Los estudios epidemiológicos se pueden convertir en el principal instrumento para dirigir esfuerzos a un programa colectivo y global que funcione con un sentido de justicia social en el que la accesibilidad a los servicios de Fisioterapia en el Cauca no sea cuestión de suerte de la población privilegiada que vive cerca de ellos.

MATERIALES Y MÉTODOS

Se realizó un estudio descriptivo; para el muestreo se tuvo en cuenta la población que accedió a los servicios de Fisioterapia de las instituciones de II y III nivel de atención en salud, durante al año de 2002; con esta información se realizó un muestreo por cuotas con el que se obtuvo una muestra de 468 pacientes.

Cumplieron con los criterios de elegibilidad 400 pacientes correspondientes al 90% de los que acudieron a los servicios de Fisioterapia durante los meses de abril a septiembre de 2003. Fueron excluidos del presente estudio 50 pacientes correspondientes a 20 niños menores de dos años, 15 pacientes con graves trastornos mentales y de la comunicación y 15 personas que no desearon participar en el estudio.

La información fue recabada diariamente, durante el periodo abril-septiembre 2003 y consignada en el instrumento elaborado para tal fin basado en el modelo del CIF. Se realizó una prueba piloto a 60 pacientes durante el mes de marzo en el servicio de Fisioterapia de la Policía Nacional; esta prueba permitió controlar el sesgo sistemático del instrumento, realizando ajustes por categorías en la ocupación humana, diagnóstico médico, funciones corporales, actividades, estructuras y limitación en la actividad. La información se procesó utilizando el paquete estadístico SPSS.10; se realizó análisis univariado y bivariado de las variables edad, sexo, etnia, estado civil, procedencia, ocupación, diagnóstico médico, estructuras y funciones corporales, región anatómica afectada, actividad y grado de discapacidad.

En el estudio se tuvieron en cuenta las siguientes consideraciones éticas: 1. Presentación a los pacientes y/o tutores de los mismos, la forma de consentimiento para participar en el estudio en cuanto a entrevista sobre aspectos sociodemográficos, examen físico en el que se realiza observación, palpación y evaluación de las estructuras, funciones y actividades cuya información se consignó en el instrumento elaborado por las investigadoras basado en el modelo de la CIF. 2. Aceptación por parte del sujeto a estudio y 3. Confidencialidad de la información

RESULTADOS

La ejecución del estudio permitió obtener los siguientes resultados:

1. Contexto sociodemográfico

Del total de sujetos estudiados (400) el 59% (234) de la población fue atendida en el servicio de Fisioterapia del Hospital de II nivel de atención en salud (HSLV), mientras que el 41% (166) fue atendida en el servicio de Fisioterapia del Hospital de III nivel de atención en salud (HUSJ). Según la edad la discapacidad se presentó en un 44% (176) en el grupo entre los 26 y 60 años, le sigue con el 32% (129) el grupo de 5 a 25 años, y corresponde al 19% (75) el grupo de mayores de 60 años. Respecto al sexo se encontró que la discapacidad presenta un comportamiento similar tanto en mujeres como en hombres, encontrando que el 46%(185) de la población estudiada es de sexo femenino y el 54% (215) corresponde al sexo masculino. Según etnia, el 89% (354) de la población estudiada son mestizos, seguidos por indígenas con un 7% (28) y población afro colombiana en un 4% (18).

El estado civil predominante fue el soltero con un 49% (196) seguido del casado con un 35% (139), la población que menos consultó los servicios de Fisioterapia de las instituciones de II y III nivel de atención en salud fue la separada con un 1% (6). Respecto al nivel de escolaridad el 47% (188) de la población discapacitada se encontró en el nivel de primaria, seguida con en el nivel de secundaria o media vocacional en un 24% (97), el 17% (66) de la población se encontró en nivel tecnológico, universitario y de especialización, solo el 12% (49) de la población no presentó ningún nivel de escolaridad. Según procedencia el 46% (186)de la población que acude a los servicios de Fisioterapia proviene del área urbana mientras que el 54% (214) proviene de la zona rural. El régimen en salud que consulto en un 56% (225) fue el subsidiado, encontrando pacientes sisbenizados y pacientes subsidiados por el seguro obligatorio de accidentes de tránsito (SOAT), seguido del contributivo en un 31% (125) y los que menos consultaron fueron los particulares con el 1% (3). Según ocupación el 61% (243) de los pacientes del estudio que presentan discapacidad física se encuentran trabajando, el 19% (74) se encuentran estudiando, el 15% se encuentran administrando el tiempo libre 15% (60) correspondiente a los desempleados y jubilados y solo el 6% (23) se encuentran ocupados en la actividad del juego.

La descripción del contexto de discapacidad puede observarse en la tabla 1.



2. Frecuencia de la discapacidad física

Dentro de la profesión de la Fisioterapia se han desarrollado sistemas de clasificación diagnostica para dirigir las intervenciones terapéuticas, basados en el pronóstico y en los resultados, de manera que los patrones diagnósticos para el presente estudio fueron clasificados en tres categorías patológicas: osteomusculares, neurológicas y neuro-músculo-esqueléticas. El 61% (244) corresponde a discapacidad osteomuscular, el 20% (80) a discapacidad neurológica y el 19% (76) a discapacidad neuro-músculo esquelética.

Respecto al contexto en el cual se presentaron las discapacidades físicas teniendo en cuenta las categorías diagnosticas se puede afirmar que:

Según sexo se encontró que el 56.9% (139) de los hombres presentaron discapacidad osteomuscular, mientras que en las mujeres esta se presentó en un 43% (105), respecto a la discapacidad neurológica el 51.2% (41) de las mujeres presentó este tipo de discapacidad frente al 48.7% (39) de los hombres. La discapacidad neuro-músculo-esquelética presentó el mismo comportamiento que la discapacidad neurológica tanto en hombres como en mujeres.

Respecto a la edad se presentó discapacidad física osteomuscular en 46.3% (113) de la población entre 26 y 60 años, el 34.8% (85) de la población entre 5 y 25 años, el 14.1% (35) de la población mayor de 60 años y el 4% (10) de la población entre 2 y 4 años.

Según etnia el 86.8% (212) de la población mestiza que acudió a los servicios de Fisioterapia del HUSJ y HSLV presentó discapacidad física osteomuscular.

Respecto al estado civil la discapacidad física osteomuscular se observo en un 53.2% (130), en la población soltera, en un 32.7% (80) en la población casada y en un 6.9% (17) en la población en unión libre.

Según nivel de escolaridad presentaron discapacidad física osteomuscular el 47.9% (117) de la población que se encontró en el nivel de escolaridad básica primaria, el 25% (61) de la población que se encontró en el nivel de escolaridad de secundaria o media vocacional, el 7.7% (19) de la población en el nivel de escolaridad tecnológico, el 9.8% (24) universitario, el 0.8% (2) especialización y el 8.6% (21) de la población sin nivel de estudios.

La discapacidad física osteomuscular se presento en forma similar en las personas que provienen de zona urbana como rural.

Respecto al régimen en salud presentaron discapacidad física osteomuscular 63.9% (156) de los pacientes que hacen parte del régimen subsidiado, el 25% (61) hacen parte del régimen contributivo, el 10.2% (25) hace parte del régimen vinculado y el 0.8% (2) hace parte del grupo de particulares.

Según la ocupación presentaron discapacidad física osteomuscular 60.6% (148) de los pacientes que se encontraron laboralmente activos, 19.6% (48) pacientes que se encontraron estudiando, 15.5% (38) pacientes que se encontraron administrando el tiempo libre ya fuera en consecución de empleo o en actividades de ocio luego de la jubilación, y 4% (10) pacientes que se encontraron ocupados en las actividades de juego.

Respecto a la discapacidad física neurológica se presentó en el 56.2% (45) de los pacientes que se encontraron laboralmente activos y en el 15% (12) de los que se encontraban estudiando.La discapacidad neuro-músculo-esquelética la presentaron el 65.7% (50) de los pacientes que se encontraron laboralmente activos y el 18.4% (14) de los que se encontraban estudiando. La frecuencia de discapacidad física según contexto se observa en la Tabla 2.



3. Grado de Funcionamiento y Discapacidad

Teniendo en cuenta que la clasificación CIF organiza la información de acuerdo a tres dimensiones: cuerpo, actividad y participación es importante destacar que el término “Funcionamiento” se utiliza para englobar los aspectos que se refieren a estructuras, funciones y actividad mientras que el término “Discapacidad” se utiliza para clasificar la restricción de la actividad en niveles de severidad en los cuales una persona experimenta limitaciones funcionales de un grado tal que no puede aparentar un aspecto normal en el desarrollo de su conjunto de roles.

Es de anotar que el evento de discapacidad se clasificó en seis grupos de acuerdo a criterios de severidad teniendo en cuenta el estudio realizado en 9 instituciones de salud durante el año de 1995.9

Respecto a la ocupación humana, el 60.8% (243) de la población estudiada se encontró laboralmente activa de la cual el 42.7% (104) presentó discapacidad moderada transitoria, el 24.6% (60) discapacidad severa transitoria, 23% (56) discapacidad leve transitoria, 4.5% (11) discapacidad moderada definitiva, 3.7% (9) discapacidad leve definitiva y el 1.2% (3) de la población presentó discapacidad severa definitiva.

Las estructuras que mayor compromiso presentaron en el sexo femenino fueron con un 24.8% (46) las correspondientes al tronco-columna vertebral y extremidad superior, la región anatómica con mayor compromiso fue la derecha con un 37.2% (69) y las actividades mas limitadas fueron las de la locomoción con un 32.9% (61). En el sexo masculino las estructuras que mayor compromiso presentaron fueron con un 41.4% (89) las correspondientes a miembros inferiores; la región anatómica con mayor compromiso fue la derecha con un 48.3% (104) y las actividades mas limitadas fueron las de la locomoción con un 41.3% (89).

En la tabla 3 se puede observar que el 41.5% (166) de la población estudio presentó discapacidad transitoria moderada, encontrándose en dicho grupo que el 50.6% de la población (84) presentó limitación en las funciones de las articulaciones y de los huesos, el 11.4% (19) limitación en las funciones musculares, y un 37.9% (63) limitación en las funciones relacionadas con el movimiento.



Respecto a las estructuras comprometidas el 32.5% (130) de la población estudiada presentó deficiencia en las estructuras de la extremidad inferior seguida en un 27% (108) de la extremidad superior, las estructuras que menos deficiencias presentaron fue la región pélvica con un 6% (24%) La población que mostró deficiencia en las estructuras de la extremidad inferior presentó discapacidad transitoria moderada en un 43.8% (57).

El 43% (173), de la población estudiada presentó deficiencia en la región anatómica derecha, encontrándose en este grupo una discapacidad transitoria moderada en un 40.4% (70), mientras que el 29% (116) de los que presentaron una deficiencia en la región izquierda en el 49.13% (57) se encontró discapacidad transitoria moderada.

Respecto a la limitación en las actividades el 37.5% (150) de la población estudiada presentó limitación en las actividades de deambulación seguido con un 27.8% (111) en las actividades relacionadas con llevar, mover y manipular objetos. La población que presentó limitación en la actividad de deambulación, presentó discapacidad transitoria moderada en un 44% (66) mientras que la población que presentó limitación en las actividades relacionadas con mover y manipular objetos presentó discapacidad transitoria moderada en un 49.54% (55) (Tabla 4).



Respecto a las categorías diagnosticas el funcionamiento y la discapacidad se presentó con un 61% (244) en la categoría de patología osteomuscular, encontrándose en este grupo discapacidad transitoria moderada en un 44.6% (109) seguida de la transitoria leve en un 28.2% (69) como se observa en la Tabla 5. Cabe anotar que la discapacidad que más se presento en los pacientes del estudio fue la discapacidad transitoria, representando al 89.3%(357) de la población con un nivel de severidad moderado correspondiente al 41.5% (166) y que solo el 10.8% (43) de la población a estudio presentó discapacidad definitiva.



4. Diagnóstico fisioterapéutico

La CIDDM-2 o CIF, es una herramienta importante para el diagnóstico fisioterapéutico de manera que el paciente presenta una alteración (problema) en una estructura y función especifica (causa) de la que se deriva la limitación en la función y restricción en las actividades (manifestaciones)

Teniendo en cuenta los resultados anteriores la estructura anatómica que mayor compromiso presentó fue la extremidad inferior con 32.5%, la alteración en las funciones de la movilidad tuvo un 44.2%, la limitación en la actividad para deambular fue la más frecuente con un 37.5% y la categoría diagnostica más frecuente fue la osteomuscular con un 61%. Estas dimensiones del funcionamiento y la discapacidad (estructura, función, actividad), permitieron hacer el diagnóstico fisioterapéutico en el que a partir de la categoría diagnóstica osteomuscular se encuentra alterado el movimiento articular, la coordinación y fuerza muscular, de la estructura de miembro inferior derecho, o miembros inferiores derechos, limitando la actividad de locomoción de manera que el paciente al presentar una discapacidad transitoria moderada utiliza dispositivos externos que le facilitan alternativas de movimiento para la participación en las actividades básicas cotidianas y de la vida diaria.

Al transcribir el diagnóstico fisioterapéutico en términos de la CIF la etiqueta de diagnóstico emitida por un fisioterapeuta conservando las características anteriores sería la siguiente:

“Individuo con alteración del movimiento que compromete el sistema osteomuscular, con deficiencia en las funciones relacionadas con la movilidad de las articulaciones y fuerza muscular, restringiendo la participación del individuo en actividades de locomoción y traslado con factores contextuales facilitadotes relacionados con la utilización de dispositivos permitiendo alternativas de movimiento para la participación en actividades básicas cotidianas y actividad laboral”

DISCUSIÓN

La persona y su medio ambiente conforman un complejo difícilmente disociable, el cual esta regulado por procesos de adaptación, referidos al ajuste individual a las condiciones exteriores. Este ajuste personal tiene como componente esencial el movimiento corporal humano, referente epistemológico de la Fisioterapia, el cual aborda el comportamiento social y adaptativo a los cambios, entendido éste en términos prácticos como la actividad física sistemática y controlada, la cual al potencializar las capacidades físicas a través de los cambios biológicos, prepara al individuo para comunicarse con el medio ambiente y para satisfacer las necesidades sociales.

El fisioterapeuta requiere de una compresión de las reacciones entre la vida social biológica del ser humano para poder participar efectivamente en la disminución del impacto personal y social de la discapacidad física de los individuos.

En el presente estudio se encontró que la discapacidad es progresiva con la edad, que las limitaciones en la actividad se presentan en la misma proporción para ambos sexos, que afecta a la población laboralmente activa la cual probablemente deberá suprimir por un lapso de tiempo la ejecución de las actividades productivas mientras recupera la actividad funcional o se hacen ajustes de adaptación para poder participar efectivamente en el rol desempeñado. Similares resultados se encontraron en el estudio demográfico “Sistema de información de la discapacidad” elaborado por la Universidad Javeriana, el Ministerio de Educación Nacional y la Corporación Interinstitucional de Rehabilitación.10

Respecto a la ocupación humana, la presente investigación reportó que se encontraron 4 niños que deberían dedicar su ocupación en el estudio y no en el juego, 55 personas que deberían estar estudiando pero están trabajando y 15 personas que deberían estar ocupados en actividades de tiempo libre y siguen trabajando, esto refleja que hay un problema en el ámbito socioeconómico y político, que interfiere en el proceso de desarrollo de vida de los individuos, entendido este como la materialización del individuo dentro de las organizaciones sociales expresada en conductas, actitudes, posiciones políticas y situaciones biológicas objetivamente detectables como en la discapacidad.11

El estudio encontró 188 personas con un nivel de escolaridad primaria. En el reporte del banco mundial referente al informe de pobreza12 la probabilidad de escapar a esta dependió de manera creciente de: tener mayor cantidad de miembros en edad laboral con educación postsecundaria y tener acceso al empleo, por parte de miembros diferentes al jefe del hogar. muchos de esos factores, que aumentan el riesgo de pobreza y por lo tanto la vulnerabilidad, están asociados a la condición de discapacidad.

En el estudio, la discapacidad física osteomuscular fue la más frecuente la que puede asociarse a lesiones ocasionadas por accidentes de transito, actos violentos, caídas, lesiones deportivas, y enfermedades crónicas degenerativas entre otras. Las lesiones osteomusculares alteran la estructura física y limitan el movimiento corporal humano, la intervención fisioterapéutica es importante para restaurar el bienestar cinético y promover la rehabilitación integral del individuo; para esta intervención, el fisioterapeuta requiere una comprensión de las relaciones entre la vida social del ser humano para poder participar efectivamente en la disminución del impacto personal y social de la discapacidad física osteomuscular.

En la búsqueda de explicaciones mas integrales con respecto a la problemática de la discapacidad, surgen modelos con una perspectiva ecológica (CIF), que demanda la comprensión de la discapacidad como el fruto de las interacciones entre las condiciones individuales de la persona y las características del entorno físico y social. Así la discapacidad es vista como la desarmonía con el entorno en la que ambos elementos: entorno y persona, son responsables de los esfuerzos que se haga para atenuarla o compensarla. De este modo la discapacidad no es solo un asunto del discapacitado y su familia, sino que pasa a ser también una situación que involucra el contexto, político económico y cultural.13

Respecto al funcionamiento y discapacidad en la población a estudio se encontró que las discapacidades que se presentaron fueron transitorias moderadas a diferencia de lo encontrado en el estudio realizado en 9 instituciones de salud en el año de 199514 en el que las discapacidades más frecuentes fueron las leves transitorias. Las discapacidades transitorias moderadas son discapacidades que desaparecen o se compensan en un corto tiempo o, cuando persisten, sus manifestaciones son mínimas y no producen alteración de la capacidad funcional en ningún orden; durante el periodo de rehabilitación requiere del uso de aditamentos o ayudas externas, tiene un buen pronóstico aunque se requiere de un tiempo de intervención de mínimo 6 semanas y un máximo de 10.

De acuerdo al abordaje de la discapacidad15 desde el plano socio-económico y político, plano geográfico y grupal y plano individual hasta ahora los fisioterapeutas han venido trabajando con el paciente en el plano individual. El modelo de la CIF, incluye otros factores como el contexto, sí este (factor ambiente: entorno, servicios sociales, políticas y factores personales), no ofrece todas las posibilidades, se convierte en un factor que puede calificar negativamente las condiciones de rehabilitación brindadas por el entorno.

Con los resultados obtenidos las investigadoras plantearon el diagnóstico fisioterapéutico basado en el CIDDM-2 o CIF, donde tuvieron en cuenta el proceso patológico más frecuente (osteomuscular), la deficiencia en la función (movilidad y coordinación), la estructura comprometida (miembro inferior) la limitación en la actividad (deambulación) factores contextuales y personales (ocupación). El fisioterapeuta no diagnostica una enfermedad en el sentido de identificar una alteración patológica orgánica especifica. Sin embargo, la identificación de grupos de signos, síntomas, comportamiento relacionado con los síntomas y otros datos a partir de la historia medica del enfermo y de otras pruebas, puede ser utilizada para confirmar o descartar la presencia de un problema de movimiento. Estos grupos diagnósticos pueden ser etiquetados por los fisioterapeutas como clasificaciones del deterioro o como disfunciones motoras, y pueden servir de guía eficiente y efectiva para el tratamiento del paciente.

El movimiento corporal humano combina todas las actividades de la vida diaria del individuo desde las primeras horas del día hasta que decide llegar a un sitio tranquilo para poder descansar. Actividades tan sencillas como levantarse de la cama, alimentarse, asearse, vestirse, transportarse, realizar actividades sociales, deportivas, familiares etcétera. Todas esas actividades por sencillas que sean se realizan automáticamente, el estudio del movimiento corporal humano debe ser permanente y debe crear espacios de discusión con bases científicas sólidas que solo puede brindar la investigación. Por esto la Fisioterapia como disciplina científica y técnica, necesita modelos como la CIF para guiar y avanzar en su práctica y su investigación, para comunicar a la sociedad su extenso papel y su contribución social.

Los hallazgos de este trabajo sugieren la importancia de aplicar el instrumento elaborado por las investigadoras en las instituciones de Salud previo entrenamiento al personal de Fisioterapia con el fin de obtener información estadísticamente significativa que permita conocer la prevalencia de la discapacidad física en la población del departamento del Cauca que asiste a los servicios de Fisioterapia.

Se sugiere para próximos estudios incluir la causa de la discapacidad, los días de incapacidad y el tiempo de recuperación lo que permitirá determinar los años de vida potencialmente perdidos (AVPP).

La utilización de la CIDDM-2 o CIF por parte de los fisioterapeutas permitiría el uso de un lenguaje común, favoreciendo una significativa comunicación profesional, además de. facilitar el desarrollo, en las áreas de registro, de protocolos e investigación dentro de las intervenciones de la Fisioterapia.

AGRADECIMIENTOS

Las autoras expresan sus agradecimientos a:
Doctor Hernán Sierra
Doctor Julio César Campuzano
Magíster. Carmen Ofelia Daza
Magíster Edmundo Quimbayo Ramón
Bacterióloga Maria Elisa Vernaza Niño

BIBLIOGRAFÍA

1. “Manual Operativo del Plan Nacional de atención a personas con discapacidad”. Consejería presidencial para la política social. Bogotá, septiembre 2002.
2. Documento CONPES 3144 “Creación del sistema social del riesgo y fondo de protección social”. Bogotá, diciembre de 2001.
3. Clasificación Internacional del Funcionamiento y la Discapacidad. OMS. Ginebra 2000.
4. Comunicado de prensa OMS/48. Ginebra, 15 de noviembre de 2001.
5. Lineamientos de atención a las personas con discapacidad. Ministerio de Salud. Bogotá noviembre de 2000.
6. Uribe L.J. Epidemiología General. Universidad del Bosque 2003
7. Riegelman R.K, Hirsh R. Como estudiar un estudio y probar una prueba: Lectura critica de la literatura médica. Segunda edición Washington OPS. 1992.
8. Breadkajer S.R. Musculoesqueletal disease in Denmark. The Danish Health Morbidity Survey 1986-1987, Acta orthop. Scan. 1991, 241: 10-12.
9. Cueto A, Hernandez R. Enfermedades del sistema músculo-esquelético, en medicina preventiva y salud publica. 9 edición pp. 923-929 Ediciones científicas y técnicas, S.A. Masson. Barcelona. 1991
10. Grimstone D. Muskuloskeletal disorders and work. Ocupp Health. 1991; 43 (11) 323-324
11. Ministerio de Educación, Sistema de información de discapacidad, Bogotá, 1995.
12. Bickenbach J.E, Chatterji S, Badley E.M. Modelos de discapacidad, universalismo y la CIDDM. Ciencia Social y Medicina, 48:1173-1187
13. Actualizaciones en Fisioterapia. Barcelona, Marzo del 2000.
14. Nagi S.Z. Some conceptual issues in disabilility an rehabilitation. En: Sussman M.B. Sociology an Rehabilitation. Washington D.C. American Sociological Association: 1965:100-13
15. Meadows. Diagnóstico diferencial en Fisioterapia Editorial Mc Graw-Hill. Barcelona 2001.
16. Departamento de Fisioterapia-Universidad del Cauca. Estadísticas Instituciones convenio, abril - noviembre de 2002.
17. Groce N.E. The U.S. Role in International Disability Activities: a history and a look towards the future. New York. 1992
18. Wilson J. Blind children in rural communities. In: Proceedings. The Second Quinquennial Conference of Educators of Blind Youth, Oslo, August 1957. World Council for Welfare of Blind.1957.


1 Fisioterapeuta. Profesora asistente Departamento de Fisioterapia. Facultad Ciencias de la Salud. Universidad del Cauca
2 Fisioterapeuta. Profesora asistente Departamento de Fisioterapia. Facultad Ciencias de la Salud. Universidad del Cauca.
3 Normas uniformes sobre la igualdad de Oportunidades para las personas con Discapacidad. Resolución 48/96 ONU.
4 Estudio demográfico “sistema de información de Discapacidad” en ejecución desde 1994 por la Universidad Javeriana, el Ministerio de Educación Nacional y la Corporación Interinstitucional de Rehabilitación.
5 Ministerio de Educación, Sistema de Información de discapacidad. Santa fe de Bogotá, 1995
6 Rivera J, Camargo D.M. Caracterización de la discapacidad en la Población Sisbenizada niveles I y II Bucaramanga 2001. UIS
7 Bohórquez F. Rehabilitación en el municipio de Popayán 1994.
8 Estadística Departamento de Fisioterapia Universidad del Cauca. I periodo académico de 2001. Tovar Luz Ángela.
9 Ocupación Discapacidad y Costos, Ministerio de Salud. 2000
10 Ministerio de Salud. Ocupación Discapacidad y Costos. p.22-28. Santa fé de Bogotá Colombia 2002.
11 Vasco A. 1979 Enfermedad y Sociedad. 11- 43 En Enfermedad y Sociedad de Medellín (Colombia) Nuevo Hombre
12 Velez C.E. Colombia poverty report Volume I. World Bank. March. 2002. pag. 44.
13 Ministerio de Protección Social. Bases para la formulación de políticas pública en discapacidad.2003-2006. Bogotá.
14 Ministerio de Salud. Ocupación Discapacidad y Costos. p.43-46. Santa fé de Bogotá Colombia 2002.
15 Vasco A. 1979 Enfermedad y Sociedad. 11- 43 En Enfermedad y Sociedad de Medellín (Colombia) Nuevo Hombre


Correspondencia :
pvernaza@unicauca.edu.co